SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian
Paseo Marítimo, 241 - 08860 CASTELLDEFELS (Barcelona)
L-V: 9:00 - 14:00 y 16:00 - 20:00 | Sábados: 9:00 - 14:00

Cómo actúan los okupas

En el blog de hoy os vamos a contar cómo es la actuación de los grupos de okupas. 

En otro blog os contamos cómo estaba la situación de la “okupación” en España y hoy os vamos a contar en qué se basan los okupas para respaldar su situación y conseguir que sea casi imposible echarles de las casas que ocupan.

El principal problema que existe en nuestro país sobre la ocupación es que la legislación actual solo contempla el desalojar a los inquilinos no deseados en las primeras 48 horas. Después viene el difícil proceso que puede tardar hasta años en solucionarse.

¿En qué se basan los okupas para conseguir no ser desalojados? Pues parece que tienen un manual propio para elegir las viviendas en las que sea más fácil entrar y que saben que les va a costar más ser desalojados.

“Manual de okupación”

  • Lo primero que hacen los okupas es conseguir la mayor información posible. Hablan con vecinos, incluso visitan los registros de la propiedad para cerciorarse de la situación de la vivienda.
  • Una vez elegida la casa en cuestión se establece un plan de vigilancia que incluye localizar cámaras de vigilancia para no ser captados, entrada y salida de personas…
  • Una vez tienen la zona controlada viene el asalto a la vivienda, que puede ser a través de la puerta misma o de ventanas. Se emplea la fuerza y diferentes utensilios para acceder a la vivienda, se pone una nueva cerradura y el okupa ya tiene su nueva casa. De esta forma evitan que el propietario pueda acceder con su propia llave. De esta forma queda claro que ya llevan más de 48 horas y que no les pueden echar.
  • Para evitar que les puedan caer penas de cárcel por daños o robo, intentan hacer daños por menos de 400 euros para que solo sea una falta y no delito. Si nadie les ha visto es difícil acusarles de usurpación de vivienda.
  • Si preparan bien su defensa, pueden dilatar el caso hasta dos años y vivir en una casa que no es suya.