SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian
Paseo Marítimo, 241 - 08860 CASTELLDEFELS (Barcelona)
L-V: 9:00 - 14:00 y 16:00 - 20:00 | Sábados: 9:00 - 14:00
SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian

¿Por qué comprar una casa en otoño?

En el post de hoy os vamos a contar los beneficios que tiene el comprar/vender una casa en esta temporada del año. En octubre, las familias ya han regresado de las vacaciones de verano, se han iniciado las clases, todo vuelve a la normalidad y es el momento de marcar el siguiente objetivo en la lista de prioridades: buscar la nueva casa.

El primer motivo por lo que es más posible que cerremos una compra o una venta es la competencia, ya que en otoño la competencia por los inmuebles cae. Ya que, otoño, es considerado una temporada baja. El mercado inmobiliario tienda a bajar la actividad en estos meses de otoño, invierno. Aunque es cierto que las estadísticas del ministerio de fomento indican lo contrario, y reflejan los últimos meses del año como los más potentes para vender una casa.

Además, el tramo final del año es una época buena para equipar tu vivienda. Y tiene otras ventajas, como por ejemplo, el fin de desgravación por la compra de vivienda habitual y la finalización del IVA al 4% para viviendas nuevas.

Con cifras de 2004, 2005, 2009 y 2011, podemos ver como otoño es el trimestre con más ventas cerradas, seguido por primavera. Invierno y verano se corresponden con los meses más flojos.

Estrategias de venta en otoño:

  • Busca ayuda de una agencia inmobiliaria como nosotros, para ayudarte a poner precio, buscar compradores…
  • Busca una hora de visita donde haya luz, ten en cuenta que en esta estación anochece antes.
  • Dispón de utensilios para que el visitante se sienta cómodo, como por ejemplo, ten un paragüero a mano para tener un sitio donde dejar el paraguas en días lluviosos. O un perchero para los abrigos, por ejemplo.
  • Ilumina siempre las estancias, aún cuando sea de día, con lámparas auxiliares en rincones estratégicos como la entrada, mesas de salón, cómodas y mesillas. Un poco de luz entre tanto gris aporta buenas sensaciones y promesas de bienestar.