SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian
Paseo Marítimo, 241 - 08860 CASTELLDEFELS (Barcelona)
De lunes a viernes de 9.30 a 14.00 y de 16.00 a 19.00
y los sábados de 10.00 a 13.00
SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian

La fianza en el contrato de alquiler

¿Qué es la fianza en el contrato de alquiler?

La fianza arrendaticia es una garantía que el arrendatario entrega al arrendador para asegurar el cumplimiento de las condiciones pactadas en el contrato de arrendamiento.

Es obligatoria, según dispone el artículo 36 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos y debe ser entregada en metálico.

Tipos de fianza en el contrato de alquiler

  • Fianza fijada por la ley: artículo 36 LAU “A la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda“
  • Fianza acordada por las partes en el contrato: el articulo 36.5 LAU establece que, al margen de la fianza de un mes o de dos meses en metálico, “las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones arrendaticias adicional a la fianza en metálico“. A esta fianza la llamamos fianza contractual.

El depósito y devolución de la fianza en el contrato de alquiler

El depósito de fianzas de arrendamientos de viviendas y otras fincas urbanas es obligatorio para el arrendador, gratuito (sin devengo de interés) y en metálico.

El propietario debe depositarla en el organismo correspondiente, y una vez el piso se haya abandonado y el inmueble esté en buen estado, el propietario debe solicitar a ese mismo organismo el reingreso de la fianza y abonarla al inquilino, máximo un mes desde que dejara el piso, si se retrasa el arrendatario puede pedir una penalización con intereses.

Motivos por los que puedes perder la fianza en el contrato de alquiler

  • Cuando no dejas la vivienda como te la encontraste, por ejemplo, pintar una pared sin permiso de otro color.
  • Si se han producido daños en el inmueble: objetos rotos.
  • Otro motivo por los que se puede perder la fianzar es si abandonas la vivienda antes de la finalizacion del contrato
  • Si no pagas alguna de las mensualidades, el dueño se quedará con tu fianza por impago.