SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian
Paseo Marítimo, 241 - 08860 CASTELLDEFELS (Barcelona)
De lunes a viernes de 9.30 a 14.00 y de 16.00 a 19.00
y los sábados de 10.00 a 13.00
SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian

Instalar cámaras de seguridad en casa

En los últimos tiempos, hemos visto cómo han proliferado las cámaras de seguridad en el exterior de las viviendas sobre todo en chalets adosados, pareados y unifamiliares, donde existen bastantes zonas a la vista y son de más fácil acceso.

Por ello, hoy queremos aclarar qué podemos hacer y qué no cuando nos decidamos a instalar una cámara de vigilancia.

Límites razonables a la videovigilancia

Aunque hablamos de propiedad privada y de seguridad en el hogar, hay que conocer la normativa vigente y hacer acopio del sentido común para cumplir con una correcta instalación.

Si bien la cámara está en nuestra propiedad, puede violar la privacidad de los vecinos y transeúntes de la vía pública. Para que esto no ocurra, debemos evitar que la cámara grabe zonas de la vía pública. Si bien es cierto que se pueden captar peatones o coches del exterior de forma parcial, es muy importante que no sea posible identificar a la persona o matrícula del coche.

Si queremos instalar una cámara en zonas comunes de la comunidad como el garaje o el patio, es necesario informar y solicitar el permiso al resto de vecinos. Una vez tengamos el visto bueno, podemos proceder a su instalación, asegurándonos de cumplir la Ley de Protección de Datos.

Si instalamos el equipo de seguridad en adosados, siempre con previa autorización, debemos tener cuidado de no captar piscinas, terrazas o balcones ajenos, pues estaríamos invadiendo la intimidad de nuestros vecinos.

El equipo adecuado

Antes de realizar la instalación, analiza bien dónde quieres instalar las cámaras de seguridad y los límites que quieres que queden registrados. Una cámara de gran angular puede no ser una buena solución, pues es posible que capte zonas públicas o espacios comunitarios, con la consecuente infracción de la ley.

Es preferible evitar también las cámaras robotizadas, pues no tienen un objetivo fijo y podemos filmar, sin querer, zonas que no debemos.