SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian
Paseo Marítimo, 241 - 08860 CASTELLDEFELS (Barcelona)
L-V: 9:00 - 14:00 y 16:00 - 20:00 | Sábados: 9:00 - 14:00
SpanishCatalanEnglishRussianFrenchGermanItalian

Todo lo que deben saber inquilinos y propietarios sobre el contrato de alquiler

Durante las dos últimas semanas os hemos mostrado algunos de los aspectos que deben saber los arrendatarios y los arrendadores a la hora de formalizar un contrato de alquiler. Hoy hacemos un cómputo de otros aspectos que inquilinos y propietarios deben saber antes de realizar la firma del contrato.

Consejos para inquilinos y propietarios

-Fijar la renta mensual y el incremento anual de la vivienda, así como cuánto tiempo va a durar el contrato o quién se hace cargo de las obras de la casa dependiendo de la relevancia de las mismas.

-Hoy cuestiones negociables dentro de un contrato de este tipo, como la duración del contrato, la actualización de la renta o el pago de impuestos. Sin embargo existen otras que no son negociables por mandato legal.

-Cuando entramos a una casa de alquiler siempre surgen dudas sobre qué aspectos paga el casero y cuáles el inquilino. Por norma general, este tipo de gastos suelen repartirse. De esta forma, por ejemplo, el arrendador pagaría el IBI o la comunidad, y el arrendatario pagaría todo lo que puede medirse con contadores individuales.

-Conocer los motivos por lo que se puede dar por finalizado un contrato. Por ejemplo: si el inquilino desea finalizar el contrato antes de que se cumplan los 3 años de prorroga, podrá hacerlo siempre y cuando se hayan cumplido 6 meses desde la firma y si avisa con un mínimo de 30 días de antelación. También podría darse por finalizado el contrato si el arrendador solicita la vivienda como residencia habitual en caso de fuerza mayor.

-Obligatoriedad de fijar una fianza como garantía del cumplimiento de las obligaciones establecidas en el contrato por parte del inquilino. El propietario, en este caso, debe depositarla en el organismo oficial correspondiente hasta la finalización o extinción del contrato y devolverla cuando el inquilino se marche.